Viernes, Abril 19, 2019

Capítulo

Hoy celebramos la Toma de Hábito de Madre Matilde. Un 20 de enero, hace muchos años, Matilde y, su compañera, María Briz consiguieron lo que más deseaban. VESTIR UN HÁBITO. Este sería azul como el cielo, dedicado a la Virgen Inmaculada.

El hábito es un símbolo que quiere representar que lo importante en la vida es Dios y no nosotros. Matilde, ha dado lo mejor de sí misma a los más necesitados. Todo lo que ha hecho por los demás, lo ha hecho por Dios mismo que vive en las personas.

Recordemos este momento, leyendo un párrafo de su biografía:

Después de manifestar su deseo al Sr. Obispo que recién llegaba a Plasencia, pasados tres meses piden el hábito, diciéndole si les autorizaba, salir por todo el obispado en forma de pedido para publicar el pensamiento que les llenaba de gozo. Dios estaba de su parte porque el permiso fue concedido sin trabajo. “¡Con qué gozo nos pusimos a cortar el hábito!” expresa Madre Matilde en sus escritos.

Después de haberlo esperado durante mucho tiempo, por fin, el 20 de Enero de 1878, día del Dulcísimo nombre de Jesús, Madre Matilde y María Briz recibieron de manos del señor Obispo el hábito.